Lautaro


Lautaro ( mapudungun Lef-traru o Lev-traru, traro veloz ) Nace en Tirua en el año de 1534 y fallece en Peteroa año de 1557, destacado lider mapuche que peleo en la guerra de Arauco durante la primera face de la conquista española.
Hijo del lonko de la zona llamado Curinancu ( mapudengun Kuru-ñangku negra - aguila), vivio una vida normal hasta que en el año 1546, teniendo alrededor de 12 años de edad, fue capturado por las huestes de Pedro de Valdivia en las inmediaciones de Concepción.

Tras la captura se le hizo " yanacona " ( en español servidumbre el era encargado de los caballos de las armas y armaduras de los españoles). Permaneció como prisionero de los españoles durante seis años, en los que llego a ser paje personal de Valdivia.

Aprendió a no temerles a los caballos se hizo un buen jinete, observo las disposiciones de batalla de los españoles, y aprendió de Valdivia sus tácticas militares.

Durante este periodo, tuvo un grado de amistad con uno de los capitanes de Valdivia, Marcos Veas, quien le enseño el uso de algunas armas y tácticas de caballería.

El 22 de febrero de 1550, durante la batalla de Andalien y la batalla de Penco, el 12 de marzo del mismo año, Lautaro fue testigo de los escarmientos a los que Valdivia hizo someter a los derrotados mapuches, mutilando a los prisioneros y liberándolos después, como ejemplo para evitar rebeliones, esto lo impacto profundamente, a raíz de estos hechos violentos hacia su pueblo, se engendra en su interior una terrible decepción y rebelión en su ser con respecto a Valdivia y a los españoles. Y decidió fugarse a la primera ocasión que pudiese, y así lo hizo el año de 1552 se fugo con un caballo y la corneta de Pedro Godinez, el maestro de campo de Valdivia, regresando a su pueblo.

Lautaro se presento ante los sorprendidos lonkos presididos por Colo-Colo y algunos de sus capitanes, Paicavi, Lemo-Lemo, Lincoyan, Tucapel y Elicura. Ya vencidos los naturales recelos, Lautaro demostró resueltamente sus naturales dotes de líder innato, les enseña a su gente a perderles el miedo a las cabalgaduras, aprendieron a montar y a utilizar el caballo en las batallas contra los españoles, les enseño las artes militares y el uso de armas nuevas, diseño tácticas militares como el uso de escuadrones, elección del terreno, tácticas de emboscadas etc.

Teniendo la autoridad de los Lonkos, fue elegido Toqui, jefe máximo en estado de guerra, y dirigió una gran sublevación militar contra los españoles.

Lautaro captura un emisario español y se entera que Valdivia marcha hacia el sur y necesariamente tiene que pasar por Tucapel, los espías mapuches siguen la columna desde las alturas de los cerros y no le presentan batalla, dejándolo hacer su camino, Valdivia muestra mucha extrañeza de no recibir noticias del fuerte Tucapel y de ademas no ser hostigado por los mapuches.

Valdivia manda a 5 hombres para que exploren el camino y den información de la presencia del enemigo, no los vuelve a ver, extrañado Valdivia de no tener noticias decide pernoctar a media jornada del fuerte Tucapel.

El día de Navidad de ese año, se pone temprano en marcha y al llegar a las inmediaciones le extraña el silencio reinante. Al arribar a la loma donde esta el fuerte, lo encuentra totalmente destruido, Valdivia decide hacer el campamento en las ruinas humeantes del fuerte, estaban en eso cuando de súbito de entremedio del bosque aparece una masa de mapuches que se precipito hacia el enclave español. Los españoles se defendieron como podían al no estar preparados para la lucha, descompusieron la carga mapuche y estos tuvieron que volver a los bosques, los españoles saborearon la victoria, pero cual seria su sorpresa cuando apareció un nuevo escuadrón presentándole combate, y así se repitió la misma escena, Valdivia , viendo desesperada la situación, dado el cansancio y las bajas de sus hombres decidió retirarse, pero el propio Lautaro cayo por el flanco produciendo el desbande español, Valdivia y el clérigo Pozo al cruzar unas ciénagas los caballos se empantanaron y los mapuches los capturaron.

Valdivia es llevado prisionero antes los Lonkos, después de ser capturado en la batalla de Tucapel, pero ante un descuido, un Cacique llamado Leucoton le da muerte con un mazazo en la nuca, y su cráneo fue usado como trofeo por mas de 50 años.

El vencedor araucano arraso con las ciudades españolas, ataco, saqueo y incendio Concepción, centro de asentamientos españoles en el sur de Chile.

Francisco de Villagra despues de sufrir la derrota de manos de Lautaro y haber sido salvado por sus compañeros al haber caído prisionero emprende rumbo hacia Santiago.

Desde abril hasta noviembre de 1554 no hubo mayor actividad de Lautaro, ademas las cosechas no se habían realizado por la guerra, y la hambruna empezaba aparecer, así como las enfermedades traídas por los españoles.

En diciembre de ese año una avanzada española llega por tierra y por mar para empezar a reconstruir Concepción.
Lautaro reúne a su gente y se dirige a Angol destruyéndola y después continua hacia Concepción venciendo a los españoles nuevamente

Durante dos años no se volvió a saber de los Españoles en la región.

Lautaro pese a la hambruna y las enfermedades reúne a 200 guerreros y cruza el Bio-Bio, siguiendo hacia el norte .
Pedro de Villagra reunió algunos hombres y marcho a combatir contra Lautaro que se encontraba en la localidad de Peteroa, Lautaro supo que venia y lo dejo pasar, atacandolo por la espalda, y Villagra tuvo que replegarse, Lautaro cruzo el Itata y reagrupo sus fuerzas, atravesando el Maule y sabiendo que Francisco de Villagra venia con un ejercito lo dejo pasar hacia el sur y el siguió hacia el norte.

Lautaro abuso con el pueblo Picunche, ganándose enemigos, entre ellos el cacique Chillican, quien vio morir a su padre de manos de Lautaro, desertando de su ejercito.

Después de reunir un pequeño ejercito las avanzadas españolas capitaneadas por Francisco de Villagra, son informadas en Reigolen por un indio llamado Chillican de que Lautaro acampaba en un fortín en el rió Mataquito, al norte del pueblo del mismo nombre, y callendo de sorpresa en la madrugada, sorprende a Lautaro en su ruca quien estaba en compañía de Guacolda su mujer, alcanzo a salir de su ruca, con la espada de Valdivia en su mano y murió atravesado de un lanzazo en su pecho, mientras que los suyos fueron masacrados por los españoles, después de mas de 5 horas de lucha.
Con la muerte de Lautaro desaparece la figura notable de la guerra de Arauco, nadie mas llego a igualar sus condiciones de líder ni su genio militar, que estuvo a la altura de los grandes estrategas de su época.

El cadáver de Lautaro fue desmembrado y su cabeza se exhibio en la plaza de armas de Santiago por largo tiempo ensartada en una lanza española.

El liderazgo de Lautaro

Lautaro demostró tener condiciones innatas de líder, pronto además demostraría tener condiciones de estratega militar. Con un elocuente discurso, pronto su pueblo le respondió a sus exigencias y planteamientos, siguiéndole en su aventura militar. Enseñó a su pueblo, basándose en demostraciones propias, a luchar en escuadrones, aprovechando el terreno y usando formas defensivas contra las cargas de caballería. Les enseñó que la retirada no era cobardía, sino una forma táctica de combate. Asimismo, inculcó el uso del toque de corneta, como elemento de obediencia táctica de los escuadrones, como hacían los españoles. Además creó un verdadero servicio de "investigaciones e inteligencia", utilizando hombres, mujeres y adolescentes.

A ellos se les brindaba una preparación profesional, por ejemplo en caracterizaciones: simulaban ser borrachos, locos, cristianos o traidores de su pueblo con el fin de trabajar como falsos colaboradores, sirvientes o esclavos de los españoles, simulando no entender el idioma español y así sacar información vital, además de difundir noticias o datos incorrectos sobre los posibles ataques del ejército mapuche; además realizaban entrenamientos de visibilidad nocturna, sometiendo al agente a vivir durante días sin ver la luz del sol, con el fin de que posteriormente en las noches, hiciera el trabajo de espionaje nocturno, viendo como si fuese de día; además se les enseñaba el exclusivo sistema de comunicación mediante el movimiento de ramas de árboles. Lautaro eligió e instruyó a comandantes para las diversas secciones de su completo y jerarquizado ejército; Incluyendo a un toqui jefe del servicio de investigaciones, el cual supervisaba y daba cuenta de las acciones de su servicio. Físicamente, Lautaro era un joven no muy alto, más bien grueso, de unos ojos negros penetrantes(Ciego de nacimiento de su ojo izquierdo), cuerpo robusto y rostro lleno. Anchas espaldas y torso levantado, de agradable apariencia. Vestía una camiseta colorada española, un bonete de cuero grana. La cabeza rapada era coronada con un copete que se dejaba como insignia de generalato; además portaba la simbólica Toki Kura, emblema de piedra que cuelga del cuello, además de la Clava que portaba en su mano, símbolos del jefe de guerra o Toki.

Batallas de Lautaro

Batalla de Andalién (como yanacona, no comprobada o improbable su participación)
Batalla de Penco (como yanacona, no comprobada o improbable su participación)
Catorce de la fama
Batalla de Tucapel
Batalla de Marihueñu
Primera destrucción de Concepción
Segunda destrucción de Concepción
Batalla de Peteroa
Batalla de Mataquito


Muerte de Lautaro

Las avanzadas españolas capitaneadas por Francisco de Villagra, quienes estaban al sur de las fuerzas araucanas fueron informadas en Reinoguelen por un indio (ya mencionado anteriormente) de que Lautaro acampaba en un fortín en el río Mataquito, al norte del pueblo del mismo nombre, en la falda de un cerro llamado Caune (actualmente llamado Caone) de difícil perfil, donde había un sendero denominado camino de Las Palmas, muy cerca del lugar llamado Peteroa. Villagra tan pronto se dio cuenta de la información que tenía envió por la avanzada del capitán Godinez para que se reuniera con él en el pueblo de Mataquito. Reunidas las fuerzas, Villagra avanzó en la noche oculto hasta las inmediaciones viniendo por la orilla del río Mataquito. Las informaciones obtenidas por Lautaro le hacían suponer lejos al enemigo que había dejado al sur y por tanto descuidó la vigilancia del emplazamiento y no supo del acercamiento de Villagra y Godinez, ya sea por que los naturales de la zona no dieron la alarma o bien ocultaron la información. Además le fue informado que la noche anterior las huestes de Lautaro había estado embriagándose en una celebración, si la maniobra salía bien la sorpresa iba a ser total. En el amanecer del jueves 1º de abril de 1557, Francisco de Villagra más su primo Juan de Villagra, Diego de Altamirano y 57 jinetes, cinco arcabuzeros y más de 400 yanaconas, si se compara, era una fuerza relativamente pequeña si se piensa que al menos eran 800 mapuches en el campamento. Villagra con mucha cautela hizo avanzar algunos yanaconas exploradores y estos volvieron diciendo que no habían centinelas, lo que le hizo predecir a Villagra que el campamento estaba en el más absoluto reposo. Las huestes españolas se acercaron de amanecida al fortín subiendo por una serranía empinada y tendieron su línea de ataque, Villagra en voz baja dirigió unas palabras a sus acompañantes representándoles la responsabilidad del éxito y que la suerte de la colonia dependía de esta acción.

Villagra ya había organizado la forma de ataque cuando un trompeta impaciente tocó la señal antes de tiempo. De inmediato, los mapuches salieron a empuñar sus armas y Villagra gritaba -¡Santiago y cierra España, adelante!! estos sorprendieron a las huestes lautarinas totalmente, creándose el desconcierto y la huida. El lugar donde estaba Lautaro era conocido por los espías indígenas de Villagra, por tanto se dirigieron resueltamente a la ruca que albergaba a Lautaro quien estaba en compañía de su mujer Guacolda. Lautaro salió de su ruca, con la espada de Valdivia en mano y murió atravesado en la misma puerta de un lanzazo mientras que los suyos eran tomados por sorpresa y masacrados, los españoles jubilosos gritaron: -¡Aquí españoles que Lautaro es muerto!-(1557).

A pesar de la muerte del líder los mapuches dieron una valiente resistencia durando más de 5 horas de brega, en la que al final cayeron 663 indios y capitanes, logrando apenas escapar unos 130. Con el fin de Lautaro, desaparece una figura notable de la guerra de Arauco, nadie más llegó a igualar sus condiciones de líder ni su genio militar, que estuvo a la altura de los grandes estrategas de su época.

Los españoles causaron más de 650 bajas mapuches, y los españoles perdieron a Juan de Villagra (primo de Francisco de Villagra) quien murió de un lanzazo en plena boca, además de todos los castellanos heridos, más 200 yanaconas heridos o muertos más muchos caballos. El cadáver de Lautaro fue desmembrado y su cabeza se exhibió en la plaza de Armas de Santiago por largo tiempo ensartada en una lanza española.

Batalla de Mataquito

La batalla de Mataquito fue un encuentro militar sucedido en el contexto de la guerra de Arauco sucedida el 30 de abril de 1557, se trató de un ataque sorpresa de los españoles dirigidos por Francisco de Villagra contra el campamento fortificado de Lautaro ubicado entre la orrilla del río Mataquito y una montaña.

Causas

A principios de 1557 tras la retirada mapuche posterior a la batalla de Peteroa Francisco de Villagra juntó gran cantidad de soldados y marchó al sur a auxiliar a las ciudades acosadas por la sublevación general indígena iniciada tras la muerte de Pedro de Valdivia pero dejo la ciudad de Santiago sin un contingente importante que la defendiera. Viendo su oportunidad de destruir el núcleo del poder español Lautaro evadió a Villagra dejándole pasar al sur. El toqui contaba con 10.000 guerreros8 a los que se les sumaron otros 6.000 aliados promaucaes y picunches al mando de Panigualgo.9 Sin embargo, en cuanto llegaron a las orillas del Mataquito el mal trato que dio Lautaro a sus aliados tras una pelea con estos llevó a que la mayoría de los guerreros abandonara la expedición a la que se les sumó los continuos castigos que dio a los poblados indígenas que se negaron a apoyarlo. Tras esto Lautaro se movío con sus fuerzas restantes cruzando el río a Lora donde establecio un campamento fortificado10 en una zona llamada como el río homónimo, Mataquito.

La batalla

Los aliados que desertaron tras los abusos de Lautaro fueron a informar a Villagra sobre la localización del campamento por lo que este envió a un mensajero a ordenar a Juan Godíñez que partiera de Santiago al sur mientras el volvía rápidamente con 70 hombres, ambas fuerzas se juntaron en una zona de la provincia de Gualemo a tres leguas del campamento mapuche con total desconocimiento de sus enemigos.12 La fuerza de Villagra y Godíñez sumaba 57 jinetes (incluido Pedro Mariño de Lobera y Alonso López de la Eaigada), cinco arcabuzeros y más de mil yanaconas, se decidio marchar de noche secretamente a la cima de las colinas de Caune quedando por encima del campamento de Lautaro mientras este se hallaba con sus hombres en una borrachera celebrando lo que esperaban fuera una pronta victoria.13

Al amanecer Villagra lanzó un sorpresivo ataque en el que fue muerto Lautaro cuando salía de su ruca. Tras escucharse los gritos de los españoles celebrando la muerte del caudillo los guerreros de Itata, Ñuble y Reinoguelén escaparon14 dejando solos a los mapuches de la Araucanía que conbatieron en una terrible batalla de seis horas hasta que los sobrevivientes fueron obligados a huir.

Consecuencias

Quedaron en el campo 250 a 500 de sus compañeros.6 Los españoles solo sufrieron la perdida de Juan de Villagra pero más de la mitad de sus yanaconas quedaron en el campo muertos. La cabeza de Lautaro fue cortada y exhibida en la plaza principal de Santiago, pero a diferencia de lo que creyeron los españoles la sublevación general no finalizó con su muerte y serían necesarias las victorias de García Hurtado de Mendoza en Lagunillas y Millarapue para calmar la situación.

Legado ideológico y estratégico

La extinta Logia Lautarina o Logia Lautaro, creada en el siglo XIX en Londres por Francisco de Miranda, lleva su nombre por el ejemplo de resistencia ante los españoles.

"Ha cambiado la historia para nosotros, claro. Los "libros oficiales" dicen que son otros los que la hicieron y la siguen haciendo por nuestros pueblos. Los héroes de esta historia, en un mundo "civilizado" en el que ya no debiera haberlos, son los invasores. Mas Caupolicán empalado, enfrentándolos, representa el suplicio de nuestro pasado que entra ardiendo en nuestros corazones. Lautaro es el futuro que vislumbramos, detrás de la cortina del misterio y del compromiso, y que saldrá como la luz de nuestros ojos".

Elicura Chihuailaf

Es considerado como uno de los más grandes estrategas militares de todos los tiempos al lado de Alejandro Magno, Aníbal, Julio César, Napoleón, Wellington y Georgi Zhúkov. Sus estrategias son aún estudiadas en centros militares de diversas partes del mundo, especialmente la de explotar la superioridad numérica al atacar en grupos sucesivos para cansar a un enemigo más adelantado y mejor equipado, como también la táctica de aislar los distintos cuerpos de los ejercitos para así no permitir su comunicación.

Es muy recalcada la figura de Lautaro en los escolares chilenos, considerándolo como un icono nacional y el primer gran general chileno. De hecho fue elegido por estudiantes y profesores en el concurso Grandes Chilenos como el séptimo más grande chileno, superando a figuras como Gabriela Mistral, Pablo Neruda y Violeta Parra.

La comuna de Lautaro, cercana a Temuco, recibe su nombre de él.

FUENTE:http://es.wikipedia.org


ERES EL HISTORIADOR N°

contador de visitas

Busca Temas

ir arriba